Marco Legal para la Inversión Extranjera en Nicaragua

La legislación principal que regula la inversión extrajera directa es la Ley No. 344 “Ley de Promoción de Inversiones Extranjeras” y sus reglamentos, así como otras leyes sectoriales específicas que otorgan incentivos a las inversiones.

La Ley No. 344 garantiza: a) la igualdad de trato de la inversión extranjera y nacional, b) elimina las restricciones sobre la forma en que el capital extranjero puede entrar al país, y c) reconoce al inversionista extranjero el derecho a la propiedad, y en el caso de una declaración de dominio eminente, a recibir la debida indemnización. La ley no hace distinción entre adquisición, fusión, o nueva inversión. No hay restricciones en Nicaragua con respecto a la conversión o transferencia de fondos relacionados con inversiones. Muchas transacciones se realizan libre y completamente en dólares. Las remesas de capital de inversión, los ingresos, reembolsos de préstamos y reembolsos de arrendamiento son permitidas libremente a través del mercado de cambio privado operado por las instituciones financieras locales. La Ley también contempla:

  • Libre convertibilidad de monedas.
  • Libre Expatriación de Capital: Los inversionistas extranjeros tienen garantizado el disfrute de las transferencias de fondos al extranjero de forma expedita y la conversión de moneda extranjera a través del sistema bancario local.
  • No hay monto mínimo o máximo de inversión.
  • 100% de propiedad internacional permitida. No hay discriminación hacia inversionistas extranjeros, tanto como propietarios como accionistas.
  • Depreciación acelerada de bienes de capital
  • Tratamiento equitativo para inversionistas locales y extranjeros.
  • Acceso a financiamiento disponible en bancos locales, de acuerdo a sus términos y condiciones de aprobación.
  • Protección de la Propiedad y Seguridad: La ley nicaragüense reconoce y garantiza los derechos del inversionista nacional y extranjero, la protección de su propiedad y el derecho a la libre disposición de activos, capital y ganancias.

Así mismo se han ejecutado reformas al Sistema Judicial y procedimientos administrativos con el fin de mejorar el clima de negocios, estimulando la inversión extranjera en Nicaragua. Otras acciones del gobierno orientadas a mejorar el clima de inversión incluyen: la estricta disciplina económica bajo un programa supervisado por el FMI, el cual culminó con una condonación importante de su deuda externa, la apertura de una sola oficina para trámites de registro para Inversionistas dentro del Ministerio de Industria y Comercio, y la implementación del proceso de privatización de empresas estatales.

Nicaragua es firmante del Tratado Centroamericano para la Protección a la Propiedad Intelectual y existe por ley, la total protección de la propiedad intelectual, incluyendo marcas, patentes y nombres comerciales. Nicaragua es también miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y, por tanto, se adhiere a los acuerdos relacionados en materia de comercio de los derechos de propiedad intelectual.

Las políticas bancarias en Nicaragua permiten el flujo de recursos financieros hacia el sector privado. Entre las diferentes opciones de financiamiento se encuentra préstamos industriales y comerciales, diferentes tipos de líneas de crédito, alquileres con opción a compra, y ventas a descuento de las cuentas por pagar.

Nicaragua ha firmado y ratificado un total de 19 tratados bilaterales de inversión; con México, España, Taiwán, Dinamarca, El Reino Unido, Holanda, Corea, Ecuador y la República Dominicana, entre otros. El tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana incluye también protecciones a la inversión que sobrepasan aquellas obligaciones tradicionales estipuladas dentro de los tratados de inversión bilateral.

Ley de Mediación y Arbitraje (Ley No. 540)

  • La Ley regula dos métodos alternos a la vía judicial para solucionar cualquier tipo de controversia que resulte de las relaciones contractuales, de manera expedita como son la Mediación y el Arbitraje.
  • Puede ser utilizado tanto por nacionales como extranjeros, incluyendo el Estado de Nicaragua para solucionar las diferencias patrimoniales y no patrimoniales.
  • Su ámbito de aplicación es de carácter nacional e internacional, sin perjuicio de los tratados, convenios, pacto o cualquier otro instrumento de Derecho Internacional del cual Nicaragua sea parte.
  • En el procedimiento Arbitral, el Tribunal estará compuesto por profesionales altamente capacitado en el asunto y escogidos libremente por las partes, bajo los procedimientos previamente pactados por éstos, sin que la nacionalidad de los mismos sea impedimento para que actúe como tal, a menos que las partes así lo hayan acordado.
  • Salvo pacto acordado por las partes, el tiempo máximo establecido por la Ley para que el Tribunal Arbitral emita su laudo definitivo es de 6 meses contados a partir de su integración.
  • Tanto el acuerdo al que las partes lleguen en un proceso de Mediación como el Laudo Arbitral resultante de un proceso de Arbitraje, son definitivos y ejecutables de forma inmediata bajo las reglas establecidas por el Código de Procedimiento Civil de Nicaragua para llevar acabo la Ejecución Procesal de las mismas